FANDOM


Th (2)
Edward Allan Charles Brock era un 
periodista respetable del "New York Globe", competidor del diario Daily Bugle, que consolidó su carrera profesional cuando empezó a escribir una serie de artículos sobre los asesinatos del Comepecados. Debido al éxito de sus columnas, pronto contactó con Brock un hombre llamado Emil Gregg, que confesó ser el asesino en serie que las autoridades andaban buscando. Protegiendo la identidad del señor Gregg acogiéndose al derecho de la primera enmienda, Eddie Brock contó su historia incisiva y compasivamente. La tirada del New York Globe se disparó. Pero la presión también aumentó. La policía insitía en que revelara la fuente, para que pudieran detener la orgía asesina. Bajo consejo legal, publicó por fin la exclusiva anunciando a Emil Gregg como El Comepecados. Durante la hora y media siguiente a la publicación del Globe, Spider-Mandesenmascaró al auténtico Comepecados, que resultó ser un agente de policía llamado Stan Carter. Despedido, marginado por sus padres, abandonado por su mujer y apartado por sus colegas, Brock se ve obligado a trabajar en periódicos sensacionalistas de segunda fila para lograr subsistir. Durante esta época va acumulando un tremendo odio hacia Spider-Man, al considerarle origen de sus males. Abrumado por su situación, y a pesar de sus fuertes convicciones religiosas, decide poner fin a su vida suicidándose. Antes de llevar a cabo su determinación se retira a la iglesia "Our Lady of Saints" a rezar. Allí, la fuerte emoción de Eddie despertó de algún modo al simbionte alienígena proveniente del planeta de Beyonder (véaseSecret Wars) que había permanecido en la iglesia desde su último encuentro con Spider-Man. Se extendió sobre Eddie. Compartiendo ambos el odio por el trepamuros, el simbionte le da una razón para vivir al proporcionarle el poder y la información necesarias para vengarse de él. Establecen así una relación que dará lugar a la criatura que Eddie bautiza como Venom debido, según él, al veneno amarillista que se había visto obligado a escupir en periódicos basura por culpa de Spider-Man.